jueves, 27 de diciembre de 2007

Sin principio ni fin

No sé por qué naci... pero hoy esta niña se ha encargado de decirmelo... me desperté con un mal sueño... otra vez ese fantasma, dándome sustos, metiéndose debajo de mis sábanas, haciéndome sentir triste... pero a través de la blancura de las sábans me metí en un mundo de imaginación...y apareció ella.
En el desayuno caminaba por la mesa, al leer se asomaba curiosa entre las hojas de mi libro. Necesitaba despejarme... esto no me podía estar ocurriendo. Abrí el grifo... y la niña estaba en las gotas...me dijo que tampoco sabe por qué nacimos, pero que estaremos juntas siempre, me dijo que me quería, me dijo que quería compartir su vida conmigo, que quería que los rayos de luz y las gotas de lluvia nos dieran mientras paseábamos juntas, y que aunque nuestras vidas se entrecrucen y se separen, nuestro laberinto siempre estara sujeto por nuestros sueños.

miércoles, 26 de diciembre de 2007

No puedo soportar esa lluvia, es un dulce-dolor


Un día, te levantas, no sabes por qué, pero despiertas en tu cama, no es la de cada día, es la tuya. Dónde dormías de pequeña. Abres la ventana, y el olor que respiras se te mete por el cuerpo, no entiendes muy bien por qué te ocurre pero una lágrima aparece en tu mejilla.
Sientes la necesidad de llorar, de ponerte más triste, es una tristeza extraña, una tristeza que te causa felicidad, es un dulce dolor.
Decides tumbarte en la cama, dejar la ventana abierta, que el olor a campo y a tierra mojada siga penetrando tu cuerpo, pones ese disco que solía hacerte llorar, el que siempre oías, y sin darte cuenta, sin necesidad de poner antiguas grabaciones en video, el pasado se te cae encima, cómo pesa, cómo duele, cómo agrada. Quieres volver, y puedes. Cierras los ojos y lo consigues, pero momentaneamente, es un viaje que aturde.
Por la ventana entra una ola de frío húmedo, empieza a llover, pero ya no huele a tierra mojada, huele a pasado, llueve pasado.

martes, 25 de diciembre de 2007

sábado, 22 de diciembre de 2007

Mi mundo, el mundo de laeternaduda

Bienvenido a mi pequeño paraíso... donde todo queda atrás, y mis ilusiones salen transformadas en colores, reflejos, trazos y formas. Un mundo donde sólo tiene cabida lo irracional. Donde todo vale, donde nunca hay problemas, donde lo que sucede conviene, y donde puedo ser yo misma. Dejemos al un lado el mundo real, para adentrarnos en mundo de fantasía e ilusion, un mundo diferente, el de laeternaduda.