jueves, 13 de noviembre de 2008

Un día un mosKiTo me picÓ, y con su picotazo me llenó de colÖr

sisisisis, colorines debería llamarme, todos los días deberían ser como una primavera esferevescente en nuestra mente, en la mía lo suelen ser, todo tienen matices aprovechables, dejaros picar por esos moskitos y que entre serpentina de colorines en vuestros cuerpos...