viernes, 4 de septiembre de 2009

Siempre yo, en mi mundo a rayas


Tengo varios ojos, no dos, no sé cuántos, pero dos no, más...
Desde niña miré de más, o quizás es que por tener más pupilas, la información se filtraba en mayor cantidad.
No soy toda oídos, pero si soy toda ojos. De cada cosa saco mil detalles, soy un escaner con sentimientos. Todo es la misma cosa, el mismo ser, pero hay que verlo y mirarlo de varias maneras, darle la vuelta, girlarlo,romperlo en dos, unirlo...pegarlo... pero siempre sus células serán las mismas. Yo soy muchas yos, dependiendo de la luz del día, de si hace calor o frío, de si es otoño o primavera, de si estoy tapada en la cama con el edredón cubriéndome entera o de si quiero bañarme en el río más frío de la montaña. Dependiendo de las sombras que se acerquen a mi, y de los refeljos que aparezcan y me cubran seré otra yo, pero siempre la misma, córtame si quieres y pega mis chachitos como quieras, que seguiré siendo yo. Nunca va a ser posible que me entienda todo el mundo y que pueda compartir lo más profundo, pero por eso, por eso tengo varios ojos.

Colores de Galiza, hoy, 04/08/09

Ya estamos.Ya llegó la calurosa estación de días largos...ya estamos a mitad de verano. Pero en la mente ¿por cuánto tiempo? No sé. ¿ Cuánto tiempo durará este año mi verano? En tiempo real, son unos tres meses, si, por unos 3 meses será verano. Pero para mi cuerpo... quizás dure más... Etapas del año con nombre propio. Etapas que siempre me hacen mirar atrás y hacia delante, recordando los antiguos colores que pintaron un camino, e imaginando los nuevos olores que aromatizarán el siguiente.
Galiza de nuevo, pero otra Galiza a la de hace ya 4 años. Otros planes, otros matices, estos son los colores de la Galiza de hoy. Quiero ser como las cartas de " Franqueo pagado", moverme de un lugar a otro, con los gastos pagados, para ver que colores son los de hoy en cada lugar. Sentarme y analizar, pensar y escanear, recopilando todos esos puntos q formas masas de luz y sombras, saber porque dependiendo del del año, del mes, del día y de la hora... los puntitos y las masas varían tanto, haciendo que un mismo lugar parezca diferente.